Pegamento para PVC

¿Qué son los Inhalantes?

Se trata de vapores que emanan de ciertos líquidos volátiles, aerosoles u otros productos químicos, y que al ser introducidos al organismo por medio de las vías respiratorias (inhalados), causan alteración en el sistema nervioso central, atrofiando en gran medida las funciones mentales debido a la degeneración neuronal.

En México, los inhalantes más utilizados son solventes y compuestos derivados del carbón y petróleo, los cuáles se producen para ser utilizados con fines industriales así como para el mantenimiento del hogar; también destacan algunos productos combustibles como la gasolina, pegamentos, removedores de pintura, esmaltes, cemento, PVC y activo entre otros.

La sensación que se obtiene al inhalar estas sustancias puede ser tanto de relajación como de euforia, acompañada de alucinaciones y confusión, trayendo consigo serios daños irreversibles al organismo, especialmente en la función cerebral.

Entre las características más frecuentes que presenta un adicto a los inhalantes están el olor a solventes o activos en la ropa y el cuerpo, irritación en nariz y boca, rostro pálido y cuerpo demacrado en general, ojos enrojecidos y vidriosos con pupilas dilatadas, mala dicción y lentitud al hablar así como manifestaciones de forma incoherente y actitudes agresivas.

Delincuentes adictos al activo

El consumir inhalantes, desde una sola vez hasta de manera frecuente, puede causar consecuencias de suma gravedad e irreversibles tanto en lo físico como en lo mental tales como problemas respiratorios, desmayos, alteraciones cardiacas, convulsiones, problemas en el hígado y riñones, pérdida de la memoria y muerte neuronal, entre otros daños cerebrales permanentes.

Hoy en día el consumo de inhalantes es muy común en nuestro país, principalmente en los jóvenes, debido a que son muy fáciles de conseguir, poniendo en peligro la estabilidad y la seguridad de la sociedad, ya que las personas intoxicadas y dependientes a éstas sustancias generalmente se dedican a delinquir y son capaces de cualquier cosa, sin importar lo ilícita y violenta que ésta sea, con tal de satisfacer sus necesidades.